Tel: 0316148542 - 0316151651 -  Móvil: 3005553413

¿Por qué duelen nuestras articulaciones?

encabezador articulaciones

 

Las madres se angustian porque el pediatra le informa que a su niño se le debe colocar un arnés entre las piernas para el tratamiento de displasia de cadera. Se preocupan porque existe la creencia que sus hijos presentaran retrasos en su desarrollo, sin entender las limitaciones severas que pueden sufrir si no reciben tratamiento a tiempo.
Pero vamos al otro extremo en la historia. Las generaciones anteriores no tenían acceso a exámenes de rutina como una radiografía, un médico o un especialista en ortopedia. Pasaban desapercibidas dichas alteraciones en la cadera y con el paso de los años si no eran incapacitantes estas avanzaban a un desgaste crónico, dolor intenso, limitación funcional y una alteración en la articulación que termina hoy día en cirugía o reemplazo total de cadera. En la actualidad es una norma en salud preventiva que todos los niños sean sometidos a estos exámenes y poder determinar si presentan displasia de cadera y comenzar un tratamiento oportuno sin afectar su desarrollo y problemas en la adultez.

Otra causa de dolor articular, se debe a que usted puede presentar un acortamiento en alguna de sus piernas. Si esto no se detecta a tiempo, puede presentar un dolor constante y repetitivo en los miembros inferiores, en la espalda, la cadera y además ocasionar un desgaste articular. Pensemos en un automóvil que lo mandamos balancear y calibrar sus ruedas, lo hacemos porque no queremos que su ruedas se desgasten más rápido de una manera desigual y que nos lleve a invertir nuevamente en otras. Pero en nuestro caso no se tiene en cuenta una variación que puede ser corregida antes de que origine una alteración ergonómica de las articulaciones y su daño definitivo.
El desgaste articular comienza a partir de los 30 años inevitablemente para ambos sexos. La mujer tiene más tendencia a sufrir artrosis en sus huesos, especialmente por los cambios hormonales en la menopausia, además, porque tienen sus caderas mucho más anchas presentando en mayor medida osteopenia (disminución de la masa ósea terminando en “huesos porosos”) y osteoporosis. El dolor articular también se puede presentar por el sobrepeso, lesiones traumáticas (luxaciones), infecciones (artritis séptica o la fiebre reumática), enfermedades crónicas degenerativas (artritis), o un tumor maligno (cáncer). Otros orígenes del dolor articular se deben al deterioro de la estructura de las articulaciones, enfermedades inflamatorias y autoinmunes, tales como: la espondilitis anquilosante (inflamación de las estructuras de la columna) bursitis(amortigua las articulaciones) fibromialgia, artritis gotosa, osteoartritis y psoriasis entre otras.
Soluciones naturales…
Ante estos factores que pueden producir un dolor articular, tenemos que resaltar el importante papel que desempeña hoy día la medicina alternativa y complementaria, donde en muchos países trabajan conjuntamente especialidades como Ortopedia, Fisiatría y Fisioterapia con los especialistas en medicina alternativa con énfasis en acupuntura, disciplina la cual la Organización Mundial de la Salud destaco en su importancia para el control y manejo del dolor, hasta el punto que es incluida en el 90% de los servicios de tratamiento en el Reino Unido y el 70% en Alemania. Otros tratamientos son la Homotoxicologia, la terapia Neural y la homeopatía. Todos buscando un solo fin y es el de controlar el dolor en el paciente con afecciones articulares agudas, crónicas y degenerativas, brindando una mejor calidad de vida no solo al paciente sino también a sus familias.
Todos vamos a sufrir irremediablemente algún dolor articular en nuestras vidas ,pero si adoptamos estilos de vida saludable, nos proponemos a fortalecer nuestras articulaciones con actividad física controlada, tener mejores posturas ergonómicas, controlar el peso, aplicar una salud preventiva y obtener el beneficio que nos ofrece la medicina alternativa, indudablemente tendremos mejor salud articular y una sana adultez.